lunes, 10 de marzo de 2008

MI BOCA ES UNA FUENTE…


¡Iré yo a ti o vendrás tú a visitarme!
pues mi corazón va siempre donde tú quieras ir.
Da por seguro que no tendrás sed
y que estarás satisfecho si me dices que vaya.
Puesto que mi boca es una fuente dulce y cristalina,
las ramas de mis cabellos dan una tupida sombra.
Contéstame enseguida,
¡pues no está bien tu tardanza con Butayna, oh Yamil!


Hafsa Bint Al-Hayy Al-Rukunyya (m. 1190)

Poeta alpujarreña.

Diván Andalusí. Antología de poetas arabigoandaluces, Juan Rey (ed.), Editorial Guadalmena, Sevilla, 1991.

3 comentarios:

Juan Antonio, el.profe dijo...

Cuánta modernidad en la poesía arábigoandaluza. Gracias, Manolo, por acercárnosla hoy.

Ignacio Bermejo dijo...

bonito poema. Me ha gustado descubrir este sitio. Enhorabuena.
Un cordial saludo

Jorge Barco dijo...

Bonito poema. A ver cómo cuento yo mañana que leí un poema de Hafsa Bint Al-Hayy Al-Rukunyya que me gustó! beberé agua entre medias.

Abrazos