martes, 27 de mayo de 2008

Defectos de fábrica (poética #00)




«Los rapers somos serios, tío, no te quepa duda
lós únicos que no se ríen cuando el Boris se desnuda.»

Lo hacemos así, Tote King.

Nunca me rasco las postillas.
No me estallo los granos.
Pero soy incapaz de guardar
los poemas cuando tienen destinataria
(tampoco me gustan las caras
de circunstancia, pero eso es otro cantar...).

Me encantó disfrazarme
de antihéroe y que todos
se lo creyeran.
En su momento tuvo
su gracia.
Pero ya nadie me toma en serio.
Voy a tener que ponerme a escribir
en tercera persona.

7 comentarios:

manolo g. dijo...

iyo la foto!!! te podías haber quedao así, que estás más guapo!
aunque entonces no eras tan buen poeta.

mariquilla dijo...

¡¡¡Niño cascudo!!! Aichsss...Tienes la misma cara de bueno aún...

J. Galbarro dijo...

Yo no sé si tú eres el niño, pero el niño tiene una cara de tristeza enorme. Se advierte en el ceño.
Del poema lo que más me gusta es la ironía final: "Voy a tener que ponerme a escribir / en tercera persona."

Juan Antonio, el.profe dijo...

Escribir en tercera persona... ¿Te estás haciendo mayor?
Oye, la segunda cernudiana también tiene su punto...

Laura Pérez Privado dijo...

hei!!!!
Que rico en la foto!!! Pero el rubio se te ha ido con el tiempo...je.
Cómo te va?

dj.ro.uniradio dijo...

donde se habrá ido ese pelo rubio...

El Cangrejo Pistolero dijo...

Magnífico poema y magnífica foto.
Me dejas ponerlo en mi blog?
un abrazo cangrejil