jueves, 12 de febrero de 2009

El grito

«alejandra
alejandra
debajo estoy yo
alejandra»
Alejandra Pizarnik


Grita tantas veces tu nombre
que ya no sabe lo que está pronunciando.
Grita y tapona sus oídos.
Grita y dice todo lo que se le pasa por la cabeza,
o, al menos, esa es siempre su excusa.
“Es mi problema, no sé controlar mis palabras”,
repite una y otra vez.
Pero, cuando se da la vuelta, no respira aliviado
ni sigue gritando tu nombre.
Susurra el suyo muy bajito,
se rasca la cabeza y se muerde los labios.


(de Adolescencia dos: poemas hormonados)

3 comentarios:

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Hombre, por fin un poema del libro en tu blog, ya se estaba haciendo de rogar.
Esperemos que no sea el último.
Un abrazo

raúl quinto dijo...

Yo tengo el libro :) creo que fui el primero en comprarlo en mi escapada a Sevilla, le deseo la misma suerte que a ti: toda.

Nona dijo...

la alejandra es genial!
ella es de mi país,de aquí,
de Chile.
saludos!