miércoles, 4 de marzo de 2009

Instinto & Arte

Estaba yo anoche dándole vueltas al asunto de la relación entre instinto y arte. Pensaba en la oralidad de la poesía, en su cercanía con la música, en el origen de ésta última... Algo tendré que escribir, me decía.

Y esta mañana me topo con esto:

«¿Hay que decidir con el corazón o con la razón? Durante mucho tiempo se creyó que el talento era el fruto de una reflexión. Nunca se habían analizado científicamente los mecanismos intuitivos. La intuición no se consideraba siquiera conocimiento. No te podías fiar de la intuición. Más tarde, el análisis científico demostró que gran parte de la historia de la evolución transcurrió a golpe de intuición. Cuando no había tiempo para ponderar distintos factores, se tomaban decisiones intuitivamente; y la verdad es que, poco a poco, se pudo constatar que el margen de error en los procesos automatizados no era mayor, sino todo lo contrario, que el de los procesos discriminatorios, cuando había tiempo para pensar.

(...) El talento depende, por último, del coeficiente intelectual. De lo listo que sea uno. Eso es lo que se había creído siempre. Pues es falso. Resulta que el mejor jugador de hockey sobre patines lo es porque le ha dedicado al tema un promedio de diez mil horas. Lo mismo que el primer jugador de baloncesto del mundo. Lo mismo que Bill Gates a la programación de ordenadores. Sin dedicación y esfuerzo no hay talento que valga.»



3 comentarios:

dvaya dijo...

En el arte, intuición poética.

Jenny jirones dijo...

Es que Punset siempre tiene la respuesta.


**Pensamiento derivado: Imagina un programa que llevara por título "Pregúntale a Punset".
Perfecto para la madrugá.

Tuti dijo...

Sin duda hoy he hallado un blog interesante que me confronta ante la poesía misma que soy y produzco...dejo para vos un fuerte abrazo desde este rinconcito en Colombia.

Anna Francisca Rodas Iglesias