jueves, 22 de octubre de 2009

Trilce I

Quién hace tanta bulla y ni deja
Testar las islas que van quedando.

Un poco más de consideración
en cuanto será tarde, temprano,
y se aquilatará mejor
el guano, la simple calabrina tesórea
que brinda sin querer,
en el insular corazón,
salobre alcatraz, a cada hialóidea
grupada.

Un poco más de consideración,
y el mantillo líquido, seis de la tarde
DE LOS MÁS SOBERBIOS BEMOLES.

Y la península párase
por la espalda, abozaleada, impertérrita
en la línea mortal del equilibrio.



César Vallejo


(disculpen tanto orden, el señor blogger no me dejar tabular como es debido el poema)

4 comentarios:

manolo g. dijo...

manolo, aprende a ser cutre y cuando necesites un tabulador escribe una palabra y le das color de letra blanco!!!

J. Galbarro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
J. Galbarro dijo...

Este poema me ha evocado una conocida profesora, G. A., recitando los dos primeros versos con aquel apasionamiento e inquietud en la silla... Haciendo ella misma la bulla a las pocas islas que la atendían / entendían...

María Mercromina dijo...

El señor Blogger a veces es odioso, un poquito eh?
Saludos