domingo, 24 de enero de 2010

Presentación de Grisicitudes

Ayer estuve en la presentación de Grisicitudes (Cangrejo Pistolero Ediciones, 2010) de Saray Pavón. Y me gustó. Buena puesta en escena e interesantes poemas, sobre todos los que llevaban alguna carga de ironía. Además saludé a gran parte de la tribu cangrejera. Y apalabré (creo) una escultura del mono chichimeca (con un brazo articulado que se mueve como los gaticos japoneses esos) de 10 metros de altura. Aunque , a lo mejor, esto sólo fue producto de mezclar vino de montilla con paracetamol. Mejor os dejo con un poema de la Pavón:


Me gustaría ser lesbiana para decirle a mi novio
otra excusa mejor que el "me duele la cabeza".

Me gustaría ser lesbiana porque a los heteros
no le preguntan sobre su sexualidad.

Me gustaría ser lesbiana para tener el doble de posibilidades
de encontrar compresa si me pilla de sobresalto la regla.

Me gustaría ser lesbiana para no gastar
tanto dinero en preservativos.

Pero, sobre todo, me gustaría ser lesbiana
para discutir con mi padre y, por lo menos,
tener algo sobre lo que hablar con él.

8 comentarios:

Saray Pavón Márquez. dijo...

Fue un placer conocerte más allá del Facebook.

Estamos en contacto ;)

Un beso.

Cangrejo Pistolero dijo...

Pues el mono ya está escrito. Ahora hay que hacerlo!!!
Un abrazo!

a p n e i c a dijo...

Me gustaría ser hetero para que no me amenacen con pegarme palizas en el metro de madrid, para que no me despidan de trabajos sólo porque viene gente "diferente" a recogerme a la salida, para que mis padres no amenacen con repudiarme y echarme a la calle antes de los 17.

pero sobre todo me gustaría ser hetero para poder frivolizar con temas por los que mueren y son violadas personas en todo el mundo todos los días.

imagino que los otros serán buenos poemas, no puedo opinar porque aún no los he leído, pero este toca demasiado las narices.

Manolo Arana dijo...

joer, manzano, pues a mí me gustó. toda esa frivolidad es una excusa para el durísimo final del poema, creo yo...

Cangrejo Pistolero dijo...

Estoy con Arana, lee el final, y leela entera. Después discutiremos con mucho gusto sobre su poesía. Un saludo.

a p n e i c a dijo...

Si el poema fuera especialmente bueno,
me habría callado.
Palabra.
Pero al igual que no encuentra excusa para hablar con su padre, tampoco encuentro yo excusa en un golpe de efecto tan flojeras.

Que a lo mejor el resto del libro es soberbio. Pero aquí me parece sin gas, light y tremendamente gratuíto.

Saray Pavón Márquez dijo...

Manzano, en primer lugar nunca quise ser frívola con ese tema. Tengo muchos amig@s homosexuales y ninguno se ha ofendido porque lo han interpretado como Arana y Antonio te han dicho.

No voy a decir que ese poema sea una maravilla, puesto a que no lo es; de hecho lo único con peso y real es/sería el final (y lo de los preservativos quizás jajajaja). Pero eso sí, flojeras no lo considero por dos motivos:

1. No sabes cómo es mi padre y la "gravedad" que para mí-él supondría eso.

2. No es fácil tratar ciertos temas yendo sin seudónimo (con lo pequeño que es el mundo).

Pero entiendo tu punto de vista. Si se lee con seriedad puede ofender, pero eso también depende del receptor, claro. Por otra parte también pienso que si entre lector y autor no hay entendimiento... cada uno sigue por su lado y sin problemas. Tampoco hay que darle tanta importancia a algo que te parece sin gas ¿no? ;)

Anónimo dijo...

La verdad es que no debieran tirarse así los poemas ¡ qué desperdicio!