miércoles, 28 de julio de 2010

Tres poemas de Camilo de Ory

Guitarrista celoso, bello y maduro efebo con abdomen e, incluso, buen poeta. Aquí les dejo unos poemas de su libro Por qué sólo beso a las estatuas (2009).


Pagarán a la musa por mí

Me inspiro en la letra, la vida
no da para más que la letra.
Las llamas quemaron mi herida,
no sangra ni duele. Penetra

la aguja. La sangre perdida
se oxida. La aguja se oxida,
la vida no es letra ni vida,
la vida no es: se perpetra.


Desmentido

Que vuelva el frío
como regresa todo,
iba a decir,

y hay cosas
que no aciertan a irse
y permanecen.


Ni eso

Que no somos un río
y no somos los mares
y no somos un puerto.

Que ni siquiera somos
agua estanca o corriente
o roca que te libra
de las olas ajenas.



3 comentarios:

Camilo de Ory dijo...

No se merece el honor, Don Manolo. Lo cual me hace pensar que todo forma parte de una estrategia para ablandar mi corazón y quedarte la guitarra: hábil maniobra.

Gracias de corazón (ablandado), en cualquier caso.

Anónimo dijo...

gracias don manolo ,por compartir a un camilo tan intimo y desconocido




Lalu Juria

a p n e i c a dijo...

me encantan los verbos con intenciones. perpetrar está entre mis favoritos. además, gran verdad. la vida se perpetra que no veas.