martes, 7 de septiembre de 2010

Ejercicios respiratorios- Nicanor Parra

XII

Que mi salud es débil.
Que no resisto los rigores del trabajo intelectual,
Que mi pensamiento es inestable y que a menudo me equivoco en mis apreciaciones

[sobre la verdad de las ciencias y las magias del arte.
Que soy descuidado para con mi persona,
Que no me baño con regularidad
Y que mis cabellos y mis uñas crecen sin control,
Que he derrochado mi hacienda en beneficio de los pobres de espíritu,
Que he favorecido más de lo justo y necesario a los enfermos,
Que he permanecido largas horas en los cementerios
Disfrutando paganamente de la soledad y el silencio consagrado a los muertos,
Que en momentos de desesperación y orgullo he escupido el rostro de los ídolos,
Que he vuelto ebrio al templo y he caído dormido en los bancos de las plazas y en los
[tranvías,
Y que gasté mi juventud en viajes inútiles y estudios innecesarios.


Ejercicios respiratorios (1943), en Parranda Larga (Alfaguara, 2010).

1 comentario:

Caín dijo...

"Y es precisamente esa dualidad en que el término friki ha sido pervertido, entre el hombre ocioso y el insensato, donde se desarrolla no tan sólo el fenómeno social y mediático, sino la tensión propia del hombre de esta etapa que se inicia con el nuevo siglo. La esquizofrenia entre la realidad propia y la que genera la opinión general, inevitablemente influye en el modo en que nosotros percibimos y gestionamos a su vez la nuestra. Así resulta que la mirada del otro, sobredimensionada a través de los medios de comunicación, disgrega el principio de realidad colectivo de la conciencia individual, favoreciendo el suceso de la rareza, y convirtiendo al raro en loco. Algo que podemos apreciar fácilmente en el friki."

http://ysinembargo.com/uebi/2009/05/28/friki-%C2%BFparia-o-heroe-del-siglo-xxi-jon-jonenjur/