miércoles, 20 de abril de 2011

Treinta y tres- La Costa Brava




Ya no es posible ser feliz,
al menos ya no para mí.
Y es que ahora sé que es cierto,
nunca tendré lo que más quiero.

No tendré piedad.
Yo tengo treinta y tres y tú eres casi una menor.
Cómo es posible que entre tú y yo
exista algo que dure un tiempo.

Tú me recordarás como algo bueno que pasó
y yo estaré vuelto del revés
buscándote por el mundo entero.

Dios conmigo hizo una broma,
me dijo ven y luego toma.
Y aunque lo intente sé que es así,
ya no es posible ser feliz.

No tendré piedad.
Yo tengo treinta y tres y tú eres casi una menor.
Cómo es posible que entre tú y yo
exista algo que dure un tiempo.

Tú me recordarás como algo bueno que pasó
y yo estaré vuelto del revés
buscándote por el mundo entero.

Y ese novio tuyo que te sirve de protección
aunque lo intente nunca entenderá
ciertos mensajes en tu móvil,
porque bailamos "El robot",
yo seré viejo y tú joven.

3 comentarios:

Jonás dijo...

qUE DESCONCIERTO, qUE DECEPCION, eNCONATRARME EN ESTE BENDITO LUGAR, cON lUNA mIGUEL..

Manolo Arana dijo...

siento decepcionarle, don jonás. luna es una buena poeta y amiga.

noticias dijo...

guaaa!! me encanta el blog, siempre encuentro poemas preciosos