jueves, 20 de enero de 2011

"Aniversario" de Miguel d'Ors

Eran casi las nueve cuando reapareciste.
Yo te esperaba tejiendo y destejiendo
-Lee Konitz al fondo-
suplementos semanales ya algo rancios.
Veintitrés años juntos. Suficiente
para que imaginase lo que iba a llegar contigo:
un beso (con tu clásico acento de disculpa)
y un "quita ya esa música horrible".
100% de acierto.
Estaban en casa sólo los dos pequeños;
los demás, arrebatados por la fiebre
del sábado noche.
Tampoco el frigorífico andaba muy brillante:
una bolsa de patatas congeladas
y dos tetrabriks de zumo de tomate.
Mientras tú trajinas con la freidora
pongo el mantel frente al telediario.
"Feliz aniversario". Una gran fuente de patatas fritas
y zumo de tomate. Y en el segundo sorbo ya
viene a mí el furor poético:
"La Felicidad consiste
en no ser feliz
y que no te importe".


En El misterio de la felicidad (Antología Poética), 2009.

5 comentarios:

a p n e i c a dijo...

Me gusta mucho la poesía de Miguel D'Ors, incluso he asistido a alguna de sus clases de literatura. Es un estupendísimo traductor de Petrarca. Un gustazo, vamos.

miguel d'ors dijo...

¿Traductor yo de Petrarca? Pues va a ser que no. Me parece que me confunden con otro.

Manolo Arana dijo...

Me alegra don Miguel -si es que es usted, en internet nunca se sabe- que halla llegado a mi blog, aunque sólo sea para contradecir a mi amiga Manzano.

Leí "Aniversario" el miércoles pasado en el programa de la radio de la Universidad de Huelva "Las Afueras", junto a una canción del nuevo disco de Gorillaz. Aquí le dejo el enlace por si quiere escuchar cómo quedó el experimento (está casi al final del programa, hacia el minuto 48, espero que no le molesta la crítica...):

http://radio1.uhu.es/media/2011-01-20_lasafueras19_01_11.mp3


Un abrazo

Miguel d'Ors (con d y O) dijo...

Me alegra mucho que a alguien le gusten mis poesías, y que haya personas que después de haber asistido a alguna de mis clases no me guarden rencor. Esto dice mucho de su bondad. Pero que se me atribuyan cosas que no he hecho,aunque sean estupendísimas, es una injusticia, y de verdad que no he traducido ni siquiera un soneto de Petrarca. Me temo que la señorita apneica me confunde con Jacobo Cortines, Ángel Crespo o Antilio Pentimalli.Con esto que digo no pretendo contradecirla sino evitar una injusticia.Gracias.

Manolo Arana dijo...

Enmendado queda todo, don Miguel, hasta la "d" de d'Ors...

Saludos