domingo, 2 de enero de 2011

La chica de la cicatriz (un cuento de navidad)

Te mentiría si te dijera que nunca me había fijado en tus tetas (para eso están los escotes generoso, ¿no?), pero sí puedo decirte que hasta hoy no te había mirado tan fijamente esa larga cicatriz que tienes justo encima del esternón. No sé, quizá sea ese espíritu navideño que arrastran los reencuentros, quizá nuestra azarosa y peliculera soltería, pero hoy sólo quería conocer su historia, besarla: escuchar el balbuceo que se esconde detrás de cada punto de sutura.



4 comentarios:

Anónimo dijo...

una canción muy chula

Manolo Arana dijo...

el microrrelato no te ha hecho tanta gracia, no anónimo?

i (latina) dijo...

A mí me gusta más tu microrrelato. Dar espacio al espacio de los puntos de sutura para que te cuente. Es bonito.

(primera visita; encantada y demás cosas)

Erzsébet dijo...

Me gusta bastante la etiqueta de Micros. Ojalá escribiese más cosas suyas. En serio.